Saltar al contenido
PESAS.ORG

Monta tu propio gimnasio en casa

¿quien no quiere o ha querido tener su propio gimnasio en casa?

Tener un gimnasio en casa es una de las mejores inversiones que podemos hacer para nuestra salud y felicidad. Es más sencillo y barato de que lo que puedes llegar a pensar, y podrás usarlo durante prácticamente toda la vida.

Los gimnasios comerciales disponen de decenas de maquinas muy caras, pero en realidad no necesitamos tanta maquina, ni gastarnos una fortuna para tener un gimnasio que nos permita entrenar por completo todo el cuerpo.

Si estas cansado de los gimnasios comerciales y estas buscando equipo para montar tu propio gimnasio en casa quédate, y te ayudaremos a elegir el material básico que necesitas. Hemos estado durante meses seleccionando las mejores maquinas y accesorios de entreno, además vamos actualizándolo constantemente.

¿donde montar el gimnasio en casa?

Elije una zona apropiada en tu casa, preferiblemente una habitación aislada, como por ejemplo la habitación de invitados, garaje, sótano o ático. Si no vives solo preferirás tener cierta libertad en tu gym para hacer ruido con las pesas, y poner música para motivarte sin que puedas molestar a los demás.

Que la habitación no tenga el techo muy bajo.

Necesitaras que el techo tenga un mínimo de altura para poder levantar las mancuernas o la barra con las pesas estando de pie, o incluso para hacer dominadas con cierta libertad. Además si pretendes comprar maquinas (como por ejemplo una jaula de potencia) con un techo muy bajo es posible que no te quepan.

Mira que este bien ventilada.

Sobre todo en verano puede ser un infierno hacer ejercicio en una habitación sin ventilación. Busca un sitio bien ventilado, tanto por tu salud como por los olores que se puedan acumular.

Sin muebles.

Es de lógica, pero donde entrenes tiene que estar despejado de muebles y no tener lamparas muy bajas. Es muy fácil que entrenando te des un golpe.

El suelo

Es importante proteger el suelo para evitar que se rompa y para amortiguar el ruido de las pesas. Una forma rápida y barata de hacerlo seria poniendo unas esterillas que venden con forma de puzle. Estas esterillas se montan como un puzle, y además de proteger el suelo y amortiguar el ruido también te aislará del calor y el frio.

Como protección extra opcional podrías poner parquet flotante. Es fácil de colocar (si eres un poco manitas lo puedes hacer tu mismo/a ) y no suele ser muy caro. Los hay por 5€ el m², que para un gimnasio es suficiente.